Make your own free website on Tripod.com
Archivo |
MuestraLingua
El Telegrafo, edisyon de martes Nš 2
26 Sivan 5652 - 21 Junyo, 1892

por Rifat Birmizrahi

Las plumas de abistruz:

      Sinyores i sinyoras, son las plumas de abistruz (deve-kushu/ostrich) ke guarnisan tan koketamente vuestros chapeyos.  De todo tyempo, las plumas de abistruz fueron utilizadas komo objetos de tualeta i de guarnitura, eyas son blandas, semejantes a la seda, i por la mas parte de un buen brio.  Estos vantajes eksplikan ke eyas fuesen dizde la antigidad empleadas komo objetos de tualeta.

      Todo esto, amavles lektores no lo ignoresh, pero, vos rendesh bien kuento de las sufriensa ke somporto la abistruz kuando le arankaron esta pluma ke kon tanta fyereza yevash sovre vuestros chapeos?  I konosesh bien las manipulasyones ke somporta este objeto de guarnitura antes ke seya digne de dresarse sovre vuestros chapeos?

      Antes de toda manipulasyon, las plumas son blankas, grizas o pretas.  Las mas estimadas son akeas ke arankan de los machos ainda bivos.  Aprensipyo las lavan kon agua de shavon.  Despues las emblankesen kon una agua oksijenada, enfin las pintan en la kolor ke dezean, i las azen engridas

      Una de estas aves furnise 250 gramos de plumas blankas, i un kilogramo i medyo de pretas.  Las de alas son las mas largas; akeyas de la kola son enferyor en kualidad i sus kolorasyon es de un blanko suzyo.

      Las ke guarnisan la espalda de esta ave, i la parte de ariva de sus alas, son mas kurtas i menos blankas, pero son de un briyo lustrozo.  La rekolta de las plumas se empesa a azer disde ke el animal ya alkanso la edad de un anyo.

      Arankarla del animal es una operasyon ke no keda de ser perikoloza.  I por tanto kada 8 mezes deven azer esta rekolta.  En lo ke konserna las plumas de la kola i de las alas, pueske akeas de la vyentre i de la espalda kayen de si mezmaz; los guardiyanes no tyenen otro ke rekojerlas.

      Por arankar una pluma del animal, es menester aferrarla lo mas serka posivle del kuero, i apuyando enriva livyanamente, darle medya buelta, se ariva ensi a arankar bastante fasilmente la pluma de su raiz, sin firir la bestya, pero no sin azerla sufrir.  Es porke sufre ke eya se ofina tanto a una semejante operasyon en mostrandose furyoza, i en dando golpes kon sus pyernas.